lunes, 8 de junio de 2009

Un pandero de Peñaparda



Hace ya un tiempo que quería uno, desde que lo conocí hace unos 8 años. Y ha sido en este último viaje a Madrid cuando he decidido comprármelo al visitar la tienda Tununtunumba. Pero no ha venido solo... también he podido adquirir un riq, una flauta travesera en Re y un nuevo stick para el bodhrán.

De todos los panderos cuadrados que encontramos en la Península Ibérica, el de Peñaparda (Salamanca) es uno de los más singulares por la forma en que se tañe: Se apoya una esquina del pandero sobre el muslo de la pierna izquierda que, normalmente, está apoyada en una silla baja; el dedo pulgar de la mano izquierda permanece enganchado al "rabero" y se aprovecha el resto de la mano para percutir por detrás. La mano derecha empuña una porra o baqueta con la que se aporrea el pandero y el marco.
Se construye sobre un bastidor cuadrado con piel de cabra vieja ya que es la que mejor se trabaja y no se rompe con tanta facilidad como las de cabras más jóvenes. Dentro contiene una pequeña cencerrada y un puñado de garbanzos o piedras que sonarán al darle al pandero. Pero es mucho mejor fijarse en éstos vídeos para saber cómo se trata la piel y cómo se construye de primera mano (Gracias a Jarramplas por los vídeos).





En cuanto tenga un fin de semana no dudaré en ponerme el pandero al hombro y marchar a Peñaparda que no está tan lejos de mi ciudad. Será una experiencia, seguro, aprender con las gentes de allí, con la raíz de la tradición, con la experiencia de siglos... ya estoy ansiosa de viajar a Peñaparda!
ENLACES INTERESANTES:
- "El pandero de Peñaparda" Música Tradicional Salmantina